Semillas y Viveros

El programa Semillas y Viveros se propone garantizar a los productores la calidad sanitaria e identidad de los materiales vegetales de propagación en sus diversas etapas de producción y comercialización.
Para ello, controla la sanidad e identidad de las semillas y las plantas de vivero en las etapas de producción, procesamiento, transporte y comercialización. Se efectúan inspecciones periódicas a todos los agentes involucrados y de fiscalización a los productores de especies de fiscalización obligatoria y/o voluntaria. Se redactan las normativas en base al asesoramiento específico requerido, como por ejemplo el Comité Asesor Técnico de Sanidad Vegetal del ISCAMEN o el Comité Provincial de Papa Semilla, según el caso.
El punto de partida de la agricultura corresponde a la producción de semillas. Éstas constituyen un material extraordinariamente importante en el éxito o fracaso de un cultivo. El material de propagación defectuoso nunca llegará a ser un cultivo exitoso, y aquellos cultivos provenientes de materiales de buena calidad garantizan altos rendimientos -considerando manejos y condiciones ambientales adecuadas-.
El trabajo desarrollado por este programa beneficia tanto al sector productor de semillas o plantas de vivero, como a los usuarios de estos productos. En este sentido, el rol del comprador de materiales de propagación es central, ya que elegir un producto controlado o fiscalizado diferencian un cultivo de otro.

En función de su objetivo, desarrolla la siguientes actividades: