El propósito de este programa es erradicar la mosca del Mediterráneo de los cuatro oasis productivos de la provincia, con el fin de alcanzar el reconocimiento internacional de Área libre de Moscas de los Frutos.

Actualmente los Oasis Norte y Este cuentan con el estatus sanitario de Áreas de Escasa Prevalencia de la plaga, es decir que la misma está presente pero por debajo del nivel de daño económico, mientras que el Valle de Uco y el Oasis Sur son reconocidos internacionalmente (USDA-EEUU/ SAG-Chile) como Áreas Libres de moscas de los Frutos.

El incentivo para llevar a cabo el Programa de Erradicación de la mosca del Mediterráneo es el de garantizar una condición mínima y necesaria para el acceso de los productos frutihortícolas provinciales a los mercados internacionales, así como mantener los mercados diferenciados alcanzados por
la producción provincial.

Asimismo, la presencia de recursos, los resultados obtenidos hasta el momento y la existencia de condiciones
favorables, permiten considerar como muy factible la eliminación de este flagelo.

Entre los factores que favorecen las acciones de erradicación en la Provincia se destacan:

  • Las condiciones agroecológicas y geográficas apropiadas para la producción de frutas y hortalizas de excelente calidad;
  • La importante superficie con disponibilidad de agua y con posibilidad de ser incorporada al área productiva frutihortícola;
  • La oferta exportable de productos frutihortícolas frescos para abastecer mercados de fuerte demanda en períodos de contraestación, en el Hemisferio Norte;
  • La ausencia de hospedantes en la flora autóctona que impiden el establecimiento permanente de la plaga
  • Las zonas desérticas que circundan los oasis productivos y las áreas libres alcanzadas por los Oasis Centro y Sur, impiden la reinfestación natural.
  • La existencia de infraestructura adecuada en ISCAMEN (laboratorios, Bioplanta de Producción de Insectos Estériles, etc.) y recursos humanos profesionales capacitados para el desarrollo de los programas de control y erradicación de plagas;
  • La posibilidad de utilizar puertos del Océano Pacífico cercanos a la región como nuevas vías de comercialización externa de la producción, alternativas a las ya existentes,

LOGROS ALCANZADOS EN LA MATERIA

AÑO
ORGANISMO
OASIS
RECONOCIMIENTO
2002 SENASA
(Disposición Nº 1/02)
Provincia de Mendoza "Área de Escasa Prevalencia de Moscas de los Frutos"
2003 SENASA
(Disposición Nº 6/03)
Malargüe y El Sosneado en San Rafael " Área Libre de Mosca del Mediterráneo"
2004 SENASA
(Disposición Nº 15/04)
Valle de UCO (Departamentos de Tunuyán, Tupungato, San Carlos). "Área libre de Mosca del Mediterráneo"
2005 SENASA
(Disposición Nº 5/05)
Provincia de Mendoza "Área libre de Mosca Sudamericana de la Fruta"
2006 SENASA
(Disposición Nº 17/06)
 San Rafael y General Alvear "Área libre de Mosca del Mediterráneo"
2009 SAG de Chile (Resolución Nº 5281) Departamentos de Tunuyán, Tupungato, San Carlos, San Rafael, General Alvear y Malargüe  "Área libre de Mosca de los Frutos"
2009 SAGARPA-SENASICA de México Oasis Sur de Mendoza "Área libre de Mosca de los Frutos"
2011 USDA - APHIS
EE. UU
Oasis Centro y Sur de Mendoza "Área libre de Mosca de los Frutos"
2012 SAG de Chile San Rafael y General Alvear "Área libre de Mosca de los Frutos"
2016 SENASA Oasis Norte, Este, Valle de Uco y Sur Recuperación de los estatus de escasa prevalencia y libre de mosca de los frutos

DATOS DEL PROGRAMA

  • Superficie en Tratamiento: 140.000 - 160.000 has.
  • Machos de Mosca del Mediterráneo liberados por semana: 220 millones
  • Densidad de liberación: 1.100 a 1.300 machos voladores/ha.
  • Moscas por bolsa: 4.000 machos.
  • Bolsas por semana: 55.000.
  • Nº de bloques de liberación: 35 Superficie de cada bloque: 4.000 - 5.000 has.
  • Frecuencia: 1 vez por semana en bloques rurales; 2 veces por semana en bloques urbanos.
  • Aeropuertos en operación: 3 Vuelos semanales: 77. Tiempo medio de cada vuelo: 93 minutos.
  • Horas de vuelo por semana: 120 Horas de vuelo por campaña: 4.200.
  • Condiciones de vuelo: altura: 1.000 pies; velocidad media: 100 millas/hora; distancia entre bandas: 300 metros; frecuencia entre bolsas: 4 - 5 segundos

CÓMO LO HACEMOS

Mediante la aplicación de la  Técnica del Insecto Estéril (TIE)  que consiste en la cría  masiva, esterilización y posterior liberación  al medio ambiente de ejemplares machos esterilizados de mosca del Mediterráneo, los que al cruzarse con hembras fértiles no dejan descendencia. Esta técnica se complementa con acciones de  control químico  (aspersión de insecticida cebo-producto orgánico específico), control cultural  (recolección y destrucción de frutos hospederos en áreas de detección de focos de la plaga), y de control legal

A QUIÉN ESTÁ DIRIGIDO:

Productores y exportadores agrícolas de toda la Provincia. La erradicación de esta plaga es fundamental para la apertura de nuevas posibilidades comerciales para las frutas y hortalizas de Mendoza.

UN POCO DE HISTORIA

 

 

TEPHRITIDOS

Los dípteros Tephritidae son las llamadas "Moscas de la Fruta" y se distribuyen en el mundo desde zonas tropicales a templadas teniendo un registro de 4257 especies. La mayoría de las especies son fitófagas, teniendo varios representantes considerados plagas de los cultivos

MOSCA DEL MEDITERRÁNEO (Ceratitis capitata)

Esta mosca es originaria de África Occidental y se ha extendido hasta abarcar más de 90 países en el mundo. Este insecto se detectó por primera vez en el continente americano en 1901 cuando se comunicó su presencia en Brasil. Posteriormente en Uruguay durante 1932 y en Argentina en el año 1934. La variedad de hospederos incluye más de 250 especies.

Es un poco más pequeña que la mosca doméstica, de cuerpo amarillo y negro, con alas anchas, cortas y transparentes que tienen áreas de bandas oscuras.

Esta mosca, como todas las del complejo moscas de los Frutos, atraviesan durante su vida por cuatro estados o etapas netamente diferenciadas: HUEVO, LARVA, PUPA O CAPULLO Y ADULTO.

HUEVOS

En general son de color blanco cremoso, de forma alargada y ahusada en los extremos, su tamaño es menor de 2 mm.

LARVA

La larva madura mide de 3 a 16 mm, de color blanco o blanco amarillento y es mucidiforme, es decir, ancha en la parte caudal y adelgazándose gradualmente hacia la cabeza. Las larvas nacen dentro de la fruta y se alimentan de ellas. Su cuerpo está compuesto de once segmentos; tres de la región toráxica y ocho abdominales rodeados de pequeñas papilas sensorias en hileras. La región cefálica no es esclerosada, en su parte anterior presenta papilas sensoriales y antenas. Las mandíbulas tienen forma de ganchos esclerozados cubiertos por los labios o pliegues membranosos denominados carinas bucales. En el primer segmento toráxico se encuentran los espiráculos anteriores, los cuales son elementos del aparato respiratorio de la larva. Están formados por prolongaciones tubulares denominados dígitos. El número de dígitos se va desarrollando y durante ese proceso pueden aparecer o desaparecer dientes preorales, también se producen variaciones en el número y forma de los dígitos de los espiráculos anteriores hasta alcanzar la forma definitivo.

PUPA

Es una cápsula de forma cilíndrica con 11 segmentos; de color marrón café. Su longitud es de 3 a 5 mm y su diámetro alrededor de 1,25. En el estado pupal se pueden distinguir algunas estructuras como los espiráculos anteriores y posteriores. Los espiráculos anteriores mantienen el mismo número de dígitos que en el último estadio larval. La identificación de especies en el estadio pupal es difícil de realizar por ello es conveniente dejar que emerja el adulto para confirmar la especie.

ADULTO

El tamaño de los adultos es de aproximadamente 15 mm; su tórax es negro brillante con características manchas blancas. Sus cuerpos están generalmente cubiertos de cerdas o pelos los cuales según sea su disposición y tamaño permiten completar la identificación de las especies.

La cabeza es ancha y grande; ojos grandes con ocelos, el macho de Ceratitis capitata presenta en la cabeza un par de cerdas capitadas (ensanchadas) en sus extremos que la hembra no posee. Antenas cortas con tres segmentos y arista, aparato bucal con proboscis y labella grande característico de los dípteros (moscas). La cara es recta o inclinada hacia atrás con frente ancha donde se encuentra la sutura frontal

Presenta un solo par de alas membranosas, con 3 bandas de color amarillo-anaranjado y marrones, formando el característico patrón alar semejando al símbolo p de matemática.

Las condiciones ambientales ejercen una enorme influencia en el desarrollo de los estados mencionados, alargando días o incluso meses el tiempo que transcurre en completarse un ciclo. El desarrollo desde huevo hasta adulto puede ocurrir en menos de tres semanas, pero tal vez requiere de tres meses o más, en condiciones desfavorables. Existen generalmente varias generaciones por año, dependiendo del lugar.

Para comprender la biología y ecología de estos insectos, hay que tener muy en claro que su ciclo de vida depende de las condiciones ecológicas de cada región; está estrechamente regulado por factores tales como temperatura, humedad, vegetación nativa, sustrato de pupación, sustrato de oviposición, y disponibilidad de alimentos (frutos hospedantes) entre otros.

Frecuentemente amplían su rango de hospedantes (planta en la que pueden completar su ciclo de vida) y sufren procesos de especiación. Cuando son introducidas en un lugar nuevo, amplían poco a poco, el número de especies frutales atacadas.

Si bien Mendoza no es una provincia productora de cítricos comerciales, este insecto pasa el invierno como pupa o capullo en el suelo y como larva en los cítricos ornamentales de los patios de las casas, que sirven de puente natural para la continuidad de la plaga durante el ciclo invernal. Los cítricos constituyen en esta época del año el principal foco de infestación, ya que es allí donde la mosca del Mediterráneo continúa su ciclo biológico

HOSPEDEROS: (plantas en las que pueden completar su ciclo de vida)

Son especies vegetales en cuyos frutos la mosca del Mediterráneo pone huevos que luego al transformarse en larvas, se alimentan de la pulpa de dichos frutos.

ARANDANO, BABACO, CARAMBOLA, CEREZO, CHIRIMOYA, CIRUELO, CITRICOS (CIDRA, CALAMONDÍN, KUMQUAT, LIMA DULCE, LIMA, MANDARINA, MINEOLA, NARANJA, NARANJA AGRIA, POMELO), DAMASCO, DURAZNO, FRAMBUESA, GRANADA, GUANABANA, GUAYABA, HIGO, KIWI, KAKI, LITCHI, LOCOTO, LUCUMA, MANGO, MANZANA, MARACUYÁ, MEMBRILLO, NECTARINA, NISPERO, OLIVO MADURO, PALTA, PAPAYA, PASIONARIA, PEPINO DULCE, PERA, PIMIENTO, TOMATE DE ARBOL, TUNA, UCHUBA Y UVA.

 

Es una de las técnicas de control de plagas que se aplica en áreas extensas, comúnmente conocida como TIE. Es un método de supresión o erradicación de plagas, biológico, amigable con el medio ambiente y adecuado al enfoque de control de plagas preventivo.

El concepto de integrar la TIE en el MIP (Manejo Integrado de Plagas) es conocido como "MIP en áreas extensas basado en la TIE".

A diferencia de los insecticidas, la TIE es más eficiente y efectiva en densidades bajas de la plaga.

Normalmente esta técnica no es una tecnología que se puede aplicar como método único de control, sino que es un elemento complementario de una estrategia de MIP sostenible y aplicada en áreas extensas.

Métodos de control compatibles como el uso de feromonas por ejemplo, pueden potenciarse cuando se integran con la TIE. Es por lo tanto apropiado aprovechar las reducciones naturales de la población, o suprimirlas de manera artificial, antes de introducir la TIE.

VENTAJAS

  • Esta técnica es biológica por naturaleza, no tiene un impacto negativo sobre la biodiversidad y no daña el medio ambiente.
  • El uso de agroquímicos se reduce, permitiendo a los enemigos naturales actuar en contra de plagas secundarias.
  • La TIE es específica a nivel de especies y ecológicamente segura, y a diferencia de otros métodos y agentes de control biológico, los insectos estériles liberados no se pueden establecer en el ecosistema y por lo tanto no tienen potencial para causar daños adversos sobre el medio ambiente.
  • Los insectos estériles pueden ser liberados en forma aérea, inclusive desde grandes alturas, resultando en una distribución bastante uniforme. Dada la característica de los insectos de buscar a su pareja para el apareo el control de plagas utilizando este método es factible, aún en lugares de difícil acceso tales como selvas o terreno montañoso o en áreas protegidas.
  • Los insectos estériles pueden ser criados en el país que los requiera y de esta manera se reducen los gastos de moneda dura por las importaciones de agroquímicos.

 

ORIGEN

El concepto y la aplicación de la TIE fueron desarrolladas en los años ´50 en Estados Unidos. La plaga objetivo fue el gusano barrenador del ganado del nuevo mundo. La capacidad de la TIE para erradicar a un insecto fue demostrada en la isla de Curaçao, de donde el gusano barrenador fue eliminado en 1954.

El desarrollo de métodos de cría masiva, esterilización a gran escala y liberación aérea de insectos estériles, permitieron, desde 1958, la aplicación de esta tecnología de control sobre grandes áreas en el sur de los Estados Unidos. Reinvasiones del gusano barrenador del ganado de México hacia áreas ya erradicadas, condujo a la expansión del programa hacia ese país en 1977, y eventualmente, país por país toda Centroamérica se unió a este esfuerzo.

Los primeros modelos matemáticos simples que demuestran el impacto de introducir insectos estériles a una población de insectos silvestres fueron desarrollados por Edward F. Knipling, un pionero en el desarrollo de la Técnica del Insecto Estéril. Un modelo más completo es el "Curaçao".

Cuando un número suficiente de insectos estériles es introducido a una población silvestre en números suficientes para superar la tasa natural de incremento de la población, ésta se reducirá inevitablemente, resultando en la supresión de la plaga. En algunos casos, cuando las poblaciones silvestres están aisladas y las liberaciones de insectos estériles se mantienen constantes, la proporción de insectos estériles contra fértiles se incrementa, la densidad de la plaga reduce de manera exponencial hasta que es erradicada, creándose un área libre de plagas.

Para aplicar la TIE se requiere que un número suficiente de insectos de buena calidad sean criados y esterilizados masivamente, bien distribuidos en el campo, y que a su vez sean competitivos, con los insectos silvestres en: vuelo, búsqueda de pareja, comportamiento de apareo y transferencia de esperma. La TIE tiene que ser aplicada en áreas extensas para que sea efectiva. Como en muchos programas de MIP en áreas extensas, la TIE es demandante logísticamente, requiere de conocimientos profundos y de un manejo intensivo, del apoyo financiero y a largo plazo de la comunidad y además de una organización fuerte, eficaz y bien coordinada.

LA TIE ES APROPIADA BAJO CIERTAS CONDICIONES

  1. En donde un insecto es una plaga clave de un producto vegetal o animal de importancia económica.

  2. En donde acciones de control preventivas contra una especie invasora son justificables.

  3. En donde la plaga siempre excede el umbral de daño económico.

  4. En donde hay barreras comerciales en la exportación de productos causadas por plagas cuarentenarias, "áreas de baja prevalencia de plagas" pueden ser establecidas mediante la liberación de insectos estériles con fines de supresión seguido de la aplicación de tratamientos postcosecha. Como alternativa, si la erradicación de la plaga es factible utilizando la TIE, "áreas libres de plagas" pueden ser establecidas de donde los productos pueden ser exportados libremente.

  5. Y en donde una plaga es una gran limitante para el desarrollo económico, como el vector de alguna enfermedad del ganado, y otros métodos sostenibles de control no están disponibles.

APLICACIÓN DE LA TIE EN EL MUNDO

La mosca Tse tse es un vector de la devastadora enfermedad trypanosomosis, causando la enfermedad del sueño en el humano y nagana en el ganado. En este caso la TIE se utiliza para el control de una plaga que afecta la salud humana.

Trypanosomosis es una limitante muy severa en la producción de ganado en casi dos terceras partes del África Sub-Sahariana. Los controles locales actuales son costosos y su efecto se ve disminuido por la resistencia del tripanosoma a los medicamentos, efectos colaterales del uso continuo de agroquímicos, expansión de la distribución de la mosca hacia nuevos agroecosistemas, y falta de sostenibilidad.

Se ha estimado que una campaña continental contra la mosca Tsetse y trypanosomosis costaría mil millones de dólares al año pero que los beneficios de erradicar la enfermedad para la agricultura de África en general, sería de 4,500 millones de dólares al año. A través de programas pilotos utilizando la TIE, áreas libres de Tsetse fueron creadas en Burkina Faso y Nigeria, y en 1997 la mosca Tsetse fue erradicada de Zanzíbar, Tanzania, resultando en la desaparición de la enfermedad en el ganado. El beneficio inmediato es el incremento en la tasa de sobrevivencia del ganado pero lo realmente importante son los beneficios a largo plazo. La ausencia de la enfermedad permite la introducción de razas exóticas de ganado mucho más productivas, resultando en un incremento de la producción de leche, carne y fuerza de tiro animal para trabajar la tierra.

El establecimiento de áreas libres de moscas de la fruta ha abierto nuevos mercados para productos agrícolas, que previamente no podía ser exportados, o que requerían de tratamientos postcosecha debido a la presencia de mosca del Mediterráneo u otras moscas de la fruta. Utilizando la TIE la mosca del Mediterráneo ha sido erradicada en México, California y Florida después de incursiones o introducciones accidentales.

El uso de la TIE de manera preventiva en California, en lugar de los tratamientos en base a agroquímicos ha sido altamente apreciado, ha reducido los costos del control en al menos un 50%, y ha permitido continuar con las exportaciones de productos agrícolas; un activo vital de la economía estatal. La mosca del Mediterráneo fue erradicada en Chile en 1995, resultando en un beneficio estimado de 100 millones de dólares al año.

Asimismo actualmente existen programas de control y erradicación que utilizan la TIE en Guatemala, Perú, Argentina, Portugal, Jordania, Israel, Sud África y Australia.

Al menos 28 países han utilizado la TIE a gran escala para la supresión o la erradicación de insectos plaga. Tuitea esto

En concepto y en su aplicación, el Manejo Integrado de Plagas a Gran Escala basado en la TIE es un sistema efectivo para el manejo de ciertos insectos plaga. Hoy en día el énfasis para el control de plagas se pone en las tecnologías biológicas, seguras para el medio ambiente, sostenibles, ecológicas y económicas. Este énfasis ha hecho de la TIE un método apropiado para suprimir y a veces erradicar insectos plaga. Siendo la TIE un método de control ya aceptado para algunas especies de insectos plaga, se convertirá en un componente del MIP a gran escala para un mayor número de plagas clave de plantas y animales. 

Los esfuerzos continuos en investigación están mejorando la capacidad de la TIE para controlar insectos. Por ejemplo, las nuevas cepas genéticas de la mosca del Mediterráneo y procedimientos de cría más especializados permiten la producción  y liberación de sólo machos. La liberación de ejemplares machos solamente, reduce costos y hace a la TIE más efectiva ya que los machos estériles compiten de manera más intensa con los machos silvestres por aparearse con hembras silvestres. Estudios en genética molecular, que identifican poblaciones geográficas de la mosca Tsetse en África, ayudarán al desarrollo de una estrategia exitosa para la supresión o erradicación de la mosca Tsetse. Mejoras tecnológicas y optimización en los procedimientos de cría y liberación de insectos a través de la mecanización y economías de escala, reducirán los costos de la cría produciendo al mismo tiempo insectos estériles más competitivos. Por ejemplo en México, en la cría de la mosca Mexicana de la Fruta, el costo requerido para producir 20 millones de moscas estériles por semana es ahora el costo de producción de 100 millones por semana. Los programas TIE enfocados en la supresión, van a estimular la producción de insectos estériles con fines comerciales y ello hará a los insectos estériles más disponibles y más económicos.

Actualmente, en el mundo, hay ya 30 centros de producción de insectos estériles con una capacidad total de más de 4 mil millones de insectos por semana. Conforme esta tecnología amigable al medio ambiente es aplicada a escalas mayores y en situaciones diferentes, las perspectivas son excelentes para mejorar la salud animal y humana, incrementar la cantidad y calidad de alimentos, fibras, bosques, productos almacenados y fuerza de tiro animal

El Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria Mendoza (ISCAMEN) complementa este tipo de control con el "control químico y cultural" que realizan las "Brigadas Fitosanitarias", principalmente en los árboles frutales de las zonas urbanas. La población puede llamar al ISCAMEN y solicitar el tratamiento gratuito de frutales domiciliarios.

El Control Químico está basado en el comportamiento alimenticio de la mosca del Mediterráneo, por lo cual se utiliza una mezcla de insecticida y atrayente alimenticio que se denomina insecticida-cebo el cual es altamente selectivo.

¿EN QUÉ CONSISTE EL TRATAMIENTO?

  • El producto que se utiliza es un "cebo específico" para combatir la mosca del Mediterráneo.

  • Está compuesto por un insecticida de muy baja toxicidad y un atractivo alimentario (proteína hidrolizada) no tóxico.

  • Se aplica en un pequeño sector del árbol frutal a modo de “spot”.

  • Tiene un poder residual de 7 días.

  • No presenta riesgo alguno para animales de sangre caliente (hombre y animales domésticos) Una vez realizado el tratamiento, los frutos se pueden consumir previo lavado

El Control Cultural consiste en la recolección y destrucción de los frutos con sospecha de ataque y frutos que pudiesen haber quedado en la planta desde el ciclo anterior y sirven para hospedar a la plaga en el invierno (ej: cítricos). Estas actividades son desarrolladas por personal acreditado por el ISCAMEN y son totalmente gratuitas. Luego de la recolección y destrucción de frutos de hospedantes en áreas de detección de focos de la plaga, se aplica un insecticida en el suelo bajo la copa de los árboles donde se hallan encontrado frutos infestados. Con esta actividad, se eliminan huevos y larvas que puedan estar presentes en los frutos y en el suelo, con el objeto de interrumpir el ciclo biológico de la plaga y reducir su capacidad de reproducción. Productores y propietarios de frutales domiciliarios pueden colaborar al efectuar las siguientes operaciones:

EN EL CAMPO
EN LAS CIUDADES

•  No deje en la planta los frutos que no se vayan a consumir, a los efectos de evitar la sobremaduración.

•  Realice el laboreo superficial del suelo en los meses de invierno, a fin de dejar expuestas las pupas a la acción del frío, pájaros, hormigas, etc.

•  Efectúe riegos por inundación en primavera para favorecer la muerte por asfixia de dichas pupas. Realice estas actividades aún en los frutales que no se aprovechan comercialmente (cortinas de membrillo, higueras, nísperos, cítricos, etc.)

 

•  No deje frutos maduros en los árboles frutales, ni caídos en el suelo.

•  Coséchelos, especialmente los frutales que se encuentran en los patios de las casas.

•  Si los frutos no se consumen o procesan (conservas o dulces), colóquelos en bolsas de residuos para la posterior entrega al recolector.

•  Si es posible entiérrelos y cúbralos con una capa de cal o apisone firmemente el suelo.

•  Llame gratis al 0800 666 4722 y solicite el tratamiento gratuito de frutales domiciliarios.

•  Permita el ingreso del personal, debidamente acreditado, de las Brigadas Fitosanitarias del ISCAMEN.

•  Si no aprovecha sus frutales, cámbielos por ornamentales.