Nuevo edificio para la Planta de limpieza y acondicionamiento de semillas en General Alvear

Nuevo edificio para la Planta de limpieza y acondicionamiento de semillas en General Alvear


10 de Septiembre, 2018

A través de la nueva insfraestructura, ISCAMEN brindará a los productores de semillas un servicio que permitirá adquirir una simiente de buena calidad  y que responde satisfactoriamente a los estándares establecidos por la legislación vigente.

Desde el año 2009 al año 2018 se han limpiado un poco más de 350 toneladas de semilla natural obteniéndose algo más de 202 toneladas de semilla fiscalizada, limpia y embolsada con rótulos oficiales para su comercialización.

Esta planta permite la limpieza y acondicionamiento de semilla de alfalfa separando todo lo que se considera suciedad o broza de la semilla de alfalfa (restos vegetales del propio cultivo, malezas y tierra). Está previsto en un futuro incorporar la planta a la limpieza de otras especies de forrajeras y hortícolas.

La semilla de alfalfa es de fiscalización obligatoria desde el año 1999 cuando se  establecieron a nivel nacional los controles en campo y los requisitos que deben cumplir los lotes de producción y sus respectivos semilleros. Desde el 2003 se estableció la comercialización obligatoria de semilla fiscalizada.

El proceso se divide en dos etapas; ventilación y zarandeo que provocan la separación de polvo y partículas gruesas de la semilla (selección de partículas por su tamaño), y posteriormente, en la mesa vibradora se realiza la clasificación por gravedad específica de las semillas. En esta etapa, se separa la semilla de alfalfa de las semillas de maleza que no fueron separadas por la zaranda y además la ventilación propia de esta mesa termina de retirar el polvo fino que queda.

La semilla trillada es transportada de la tolva de recepción al ventilador y zaranda;  y luego elevada desde la zaranda a la mesa vibradora por cadena de cangilones. La semilla, luego de la trilla, ingresa de manera natural, es decir, mezclada la broza con semillas de alfalfa y de otras especies y tierra. Durante este proceso se toman continuamente muestras para verificar la calidad de la limpieza.

Además, en el nuevo edificio, se continuará con la actividades de limpieza de semillas, con la planificación del control de viveros de hojas caducas y el control de papa-semilla en frigoríficos de San Rafael y General Alevar.